Joachim von Ribbentrop

Ulrich Friedrich Willy Joachim von Ribbentrop (Wesel, 30 de abril de 1893 – Núremberg, 16 de octubre de 1946) fue un político, diplomático, militar y Ministro de Asuntos Exteriores de la Alemania nazi desde 1938 hasta 1945.

 

Biografía

 

Primeros tiempos

 

Joachim Ribbentrop, hijo del teniente coronel Richard Ribbentrop y de Johanne Sophie Hertwig, se educó en Alemania y Suiza en colegios privados. De 1910 a 1914 trabajó en Canadá como comerciante de vinos. Tras declararse la Primera Guerra Mundial volvió a su país, ingresando en el ejército y participando en el frente oriental y en Constantinopla. Ascendió a teniente y obtuvo una Cruz de Hierro.

 

Tras la guerra volvió a sus actividades empresariales, siendo considerado un hombre apolítico volcado en sus negocios. El 15 de mayo de 1925 fue adoptado por una tía lejana suya de nombre Gertrud von Ribbentrop (1863-1943), cuyo padre Karl Ribbentrop había sido ennoblecido en 1884 y que desde entonces se llamaba von Ribbentrop. Por ello, Joachim utilizaba la partícula nobiliaria von, a la cual no tenía derecho según algunos. En 1920 se casó en Wiesbaden con Anna Elisabeth Henkell, con la que tuvo cinco hijos.

 

Régimen nazi

 

En 1930 conoció a Adolf Hitler y dos años más tarde se afilia al Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP). Amigo de Franz von Papen, trabó cierta complicidad con Hitler, siendo pronto despreciado por Joseph Goebbels que lo consideraba un advenedizo. Esto hizo que se convirtiera en un fanático para granjearse la simpatía del régimen. Su relación con Hitler como consejero en política exterior estuvo más basada en la adulación y sumisión a su figura que en el verdadero conocimiento de las relaciones internacionales. Su primera actividad diplomática fue en 1933 en una visita al Reino Unido donde se entrevistó con el primer ministro, Ramsay MacDonald. En 1934 crea un despacho diplomático paralelo al Ministerio de Asuntos Exteriores dirigido por Konstantin von Neurath. Nombrado por Hitler para tareas secundarias relacionadas con la comisión de desarme alemán, viajó por París, Londres y Roma. Ribbentrop ganaba tiempo en las conversaciones con los aliados respecto al desarme, asegurando la sinceridad del régimen nazi en buscar un tratado, mientras la política interior alemana perseguía su carrera armamentista, cumpliendo así los deseos de Hitler. En 1935 es nombrado ministro plenipotenciario, negociando el Acuerdo naval con Gran Bretaña y el pacto Anti-Komintern de 1936, sobre los que el ministro Neurath estaba convencido que fracasaría. El éxito de ambos acuerdos le granjeó las simpatías de Hitler.

 

El giro en política internacional supuso el alejamiento alemán de China y el acercamiento a Japón, así como una notable influencia entre la clase dirigente y de la nobleza inglesa a la que se invitaba a visitar Alemania y a conocer a Hitler. En 1936 es nombrado Embajador en Gran Bretaña con la misión exclusiva de obtener una alianza anglo-germana. Pero la diplomacia británica receló siempre de Ribbentrop por considerarlo un farsante y fracasó en atraer a los ingleses a la causa alemana. El 4 de febrero de 1938 es nombrado Ministro de Asuntos Exteriores del Reich. A estas alturas, Hitler ya tenía tomada las decisiones de expansionismo hacía los países eslavos. Por tanto, se mostró como un decidido belicista y no se privó de amenazar a Gran Bretaña y Francia con la guerra. Sustituyó a buena parte de los diplomáticos y personal del Ministerio por gente de su confianza que había trabajado en su despacho paralelo cuando Neurath era ministro. El 23 de agosto de 1939 firmó con la Unión Soviética el Pacto Molotov-Ribbentrop para asegurarse de la estabilidad del frente oriental en una hipotética guerra en Europa. Fue el artífice de la alianza entre Italia, Alemania y Japón, el Pacto Tripartito, para formar el Eje que, en sus propias palabras a Molotov, conquistaría Europa y se enfrentaría solamente a Estados Unidos, nunca a los soviéticos.

 

Sin embargo, los espías soviéticos ya habían informado a Molotov de que el acuerdo con Japón implicaba en realidad un pacto secreto contra la URSS; Stalin también fue advertido, pero ignoró los signos de advertencia que conllevaba esta información y que se vio después confirmada el 22 de junio de 1941 por el comienzo de la Operación Barbarroja. Conforme avanzaba la Segunda Guerra Mundial y Alemania se sumía en la guerra total, Ribbentrop fue perdiendo rápidamente protagonismo político hasta llegar a ser solo una figura burocrática.

 

Juicio y ejecución

 

La noche del 14 de junio de 1945 fue arrestado en Hamburgo por el Ejército británico mientras estaba escondido en una pensión. Ribbentrop fue llevado al Juzgado en Núremberg y acusado por crímenes de guerra, crímenes contra la paz y genocidio al haber sido responsable de convencer a los países satélites del Reich de deportar a los judíos a Alemania para ser después exterminados. Fue el primer líder nazi en ser ejecutado en la horca la madrugada del 16 de octubre de 1946. En 1953 fueron publicadas sus memorias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s