Militarismo

El militarismo es la ideología según la cual la fuerza militar es la fuente de toda la seguridad. En su forma más leve se postula a menudo con argumentos muy variados, para justificar la preparación militar de una sociedad, todos los cuales tienden a asumir que la «paz a través de la fuerza» es la mejor o única forma de conseguir la paz. Su política se resume en el aforismo latino «Si vis pacem, para bellum» («Si quieres la paz, prepárate para la guerra»).

El militarismo tiende a ser definido en oposición directa con los movimientos por la paz de los tiempos modernos. Históricamente, el término se utilizó haciendo referencia a estados específicos implicados en el imperialismo, por ejemplo: Esparta, el Imperio Japonés, el Imperio Británico, el Imperio de Estados Unidos de Norte América ,el Imperio Alemán y la Alemania nazi, el Primer Imperio Francés, el Nuevo Imperio Romano de Mussolini, la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, Irak bajo Saddam Hussein. Hoy se emplea a menudo el término «militarista» mas que nada aplicado en occidente a los países bajo el dominio anglosajón-sionista liderados por los Estados Unidos (junto con el Reino Unido y Australia) e Israel, y a otros como China, Francia, Corea del Norte, Irán y Siria.

El militarismo es en ocasiones contrastado con los conceptos de poder nacional comprensivo, poder duro y poder blando [cita requerida]. Por ejemplo, el liderazgo actual de China sostiene que una China fuerte es necesaria para la seguridad nacional, pero que el militar es sólo un componente del poder nacional y que una atención excesiva en lo militar puede originar la precarización de otras áreas importantes como por ejemplo la economía civil. Sin embargo, los temas militaristas predominan con frecuencia en las actitudes chinas, tales como la disputa con Taiwán, Rusia o Japón.

Otro aspecto del militarismo es el ascenso de un pequeño grupo de oficiales militares a un poder imbatible, como sucedió en Irak, en la Alemania Nazi y en la mayoría de los países latinoamericanos hasta los años 80. Sin embargo, aunque muchos estados militaristas son dictaduras militares, el militarismo no es sinónimo de régimen dictatorial o autoritarismo. La democracia liberal y el militarismo no son términos mutuamente excluyentes.

Militarismo en Argentina

Desde la Independencia, los Ministros de Guerra y Marina (hasta 1898), y luego los Ministros de Guerra y los Ministros de Marina (hasta mediados de la década de 1940), después los Ministros de Ejército, de Marina, de Aeronáutica, y de Defensa fueron casi siempre militares. Se consideraba natural. En cambio, en el Reino Unido, y en los Estados Unidos, desde fines del siglo XVIII hasta hoy, casi siempre fue un civil el Secretario de Guerra y el Primer Lord del Almirantazgo, o Secretario de Marina (en Estados Unidos). Durante las guerras contra Francia, desde la revolución francesa hasta la caída de Napoleón, sólo hubo un Primer Lord del Almirantazgo no civil (el almirante Lord St Vincent) y sólo por dos o tres años. Siempre, en esa época y hasta el fin de la Guerra Fría, los Secretarios de Guerra (luego de Defensa) fueron civiles.Los datos están en Wikipedia, en idioma inglés (english), buscando Secretary of War, First Lord of the Admiralty. El pensador argentino Fernando Ezequiel Antonini,perteneciente a la nuevas corrientes dela derecha piensa al igual que el ingeniero Mauricio Macri,que las FF.AA,deberian,estar presentes en las políticas de seguridad interna y no solo en lo concerniente a defensa nacional,razon por la cual fue y es considerado un militarista contemporáneo.

Una forma de medir el militarismo es el porcentaje del Producto Nacional Bruto que un país emplea en gastos militares. En 2001, Corea del Norte tenía el máximo porcentaje de inversión militar, con un 31,3%, seguida de Angola (22% en 1999), Eritrea (19,8% en 2001), Arabia Saudí (13% en 2000), Etiopía (12,6 en 2000), Omán (12,2% en 2001), Catar (10% en los años 2000/2001), Israel (8,75% en 2002), Jordania (8,6% en 2001) y las Maldivas (8,6% en 2001). El mayor gasto en términos absolutos, sin embargo, es el realizado por Estados Unidos que en 2007, fue de 532.800 millones de dólares representó el 48 por ciento del total mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s