Batallas de la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial ha sido la contienda bélica más grande, sangrienta y mortal de toda la historia. Este hecho, ocurrido entre 1939 y 1945, enfrentó a las potencias del Eje (Alemania, Italia y Japón) contra los Aliados (Inglaterra, Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética), causando un daño inolvidable del Siglo XX con más de 200 ciudades devastadas, 50 países atacados y un saldo de más de 60.000.000 de muertos.

 

Sin embargo, como toda gran guerra, la Segunda Guerra Mundial contiende muchas batallas dentro de ella. Aquí están las más importantes:

 

Guerra en Europa

 

Invasión de Polonia

Alemania v/s Polonia

Unión Soviética v/s Polonia

 

El 01 de septiembre de 1939, Alemania invade Polonia, su vecina oriental, iniciando una cruenta batalla por todo el país con el único fin de anexionarse parte del territorio polaco. Por más de un mes las tropas hitlerianas de la Alemania nazi atacaron desde el occidente ciudad por ciudad a Polonia. El ejército polaco no logró superar al ejército de Hitler y día a día iba sufriendo bajas y perdidas considerables.

 

El 17 de septiembre, la Unión Soviética invade Polonia por la parte oriental de este país, tal como lo habían acordado los gobiernos de Hitler y Stalin en secreto. La entrada de los soviéticos aceleró la caída de Polonia y para el 06 de octubre de 1939 los polacos ya habían cedido ante el ataque alemán y soviético. Fue así como la mitad occidental quedó bajo el poder de Alemania y la mitad oriental bajo dominio de la URSS.

 

La invasión a Polonia fue un despiadado ataque que significó un duro golpe para los polacos, pues se vieron inmersos en masacres cruentas que destruyeron ciudades y mataron al 20% de la población hasta entonces.

 

Guerra de invierno: Batalla fino-soviética

Unión Soviética v/s Finlandia

 

El 30 de noviembre de 1939, la Unión Soviética invade Finlandia con el fin de anexionarla a su territorio, razón por la cual fue expulsada de la Sociedad de Naciones y marcó el inicio de una lucha entre finlandeses y soviéticos.

 

Stalin siempre pensó que la anexión de Finlandia sería sencilla, pero la defensa de este país fue mucho mayor de los esperado y la batalla, que el mandatario pensaba terminar a finales de 1939, se extendió hasta inicios de 1940. A medida que los ataques aumentaban, ambas partes perdían armamento y sus bajas iban creciendo. La lucha se extendió varias semanas y aunque Finlandia resistió varias ofensivas, la URSS igualmente iba ganando terreno.

 

Finalmente, el 12 de marzo de 1940, se firma el Tratado de Moscú, en el cual Finlandia aceptaba pasar el 10% de su territorio a Stalin y la Unión Soviética prometía parar con los ataques. Ese mismo día la batalla finalizó.

 

Operación Weserübung: Batallas en Noruega y Dinamarca

 

El 09 de abril de 1940, Alemania invade las naciones de Noruega y Dinamarca, supuestamente para evitar un eventual ataque por parte del Reino Unido y Francia desde esos territorios.

 

Tanto en Noruega como en Dinamarca, los alemanes enviaron a miles de soldados para rodear los territorios. Los daneses, con el fin de evitar un derramamiento de sangre, cedieron voluntariamente Dinamarca a los alemanes, razón por la cual fueron minoritariamente recompensados y se les permitió algo de autonomía. Mientras que en el caso de Noruega fue distinto. Los noruegos se resistieron y lucharon, mientras las tropas británicas y franceses los ayudaban a batallar contra los alemanes. Durante los meses de abril, mayo y junio de 1940, los aliados lucharon en territorio noruego hasta que finalmente Alemania logró el control de Noruega y tanto los británicos como los franceses fueron expulsados del territorio.

 

Pese a que las bajas no fueron tantas y la destrucción no se vivió en totalidad, ambos países, sobre todo Noruega, vivieron cambios inolvidables que no pararon hasta el cese de la guerra.

Dominación de Luxemburgo, Bélgica y Holanda

 

El 10 de mayo de 1940, Alemania invadió Luxemburgo, Bélgica y Holanda. Los dos primeros fueron dominados rápidamente y el ejército alemán se anexionó ambos países sin mucha lucha armada. En cambio, los holandeses opusieron una leve resistencia, pero poco a poco cedieron. Sin embargo, Alemania bombardeó y destruyó la ciudad holandesa de Róterdam, la cual quedó devasta e hizo que los holandeses se rindieran al instante. La ciudad quedó destruida casi en totalidad y los muertos civiles eran muchos.

 

Batalla de Francia

Alemania v/s Francia

 

Luego de los ataques en Holanda, Bélgica y Luxemburgo, los alemanes invadieron a uno de sus principales enemigos: Francia. La invasión alemana de Francia fue uno los momentos más importantes y claves de la guerra.

 

Alemania comenzó su invasión en la región de las Ardenas, avanzado rápidamente hacia el occidente. El ejército de Hitler logró avanzar sin mayores complicaciones, aplastando a gran parte del ejército francés. Esto hizo que soldados franceses y británicos huyeran desde Dunquerque por el Canal de la Mancha. Así, los alemanes fueron conquistando al territorio francés. Durante el mismo periodo, Italia, la principal aliada de Alemania, declaró la guerra a Francia y la atacó desde el sur, haciendo que la captura de Francia avanzara rápidamente.

 

Después de siete semanas de batalla, Francia se da cuenta que no puede contra las tropas alemanas, razón por la cual los franceses firman un armisticio con Alemania, en el cual los alemanes ocuparan la mitad norte del país, incluyendo la capital París, y en tanto, la mitad sur quedaría libre, con un gobierno títere de fuerte influencia alemana y nazi. Este gobierno fue llamado Francia de Vichy en honor a la nueva capital del mismo nombre. Italia, por otro lado, ocupó una porción del sur de Francia.

 

Batalla de Inglaterra

Alemania v/s Reino Unido

 

Luego de la caída de Francia, y de la dominación de gran parte de los países europeos, Alemania tenía a la Europa continental bajo su control. Solo un país se resistía: Inglaterra.

 

El Reino Unido, comandado por Winston Churchill, era el único país en Europa que significaba una gran amenaza para los alemanes. Además, después de toda su expansión, Inglaterra era el único país en Europa que se resistía a Alemania. Fue así como Hitler intenta dominar dicho país, pero antes, debían desarmarlo y quitarles su mayor arma: La Real Fuerza Aerea. Durante todos los restantes meses de 1940, los alemanes y los ingleses se enfrentaron en una contienda aerea y terrestre conocida como Batalla de Inglaterra. Los alemanes atacaron radares e importantes lugares de los británicos para aminorar su poder. Sin embargo, el contra ataque de Inglaterra lanzado a Berlín hizo que Hitler se enfureciera y mandó a bombardear a Gran Bretaña, en especial a su capital Londres.

 

Entre fines de 1940 e inicios de 1941, Londres había sido bombardeada despiadadamente, destruyendo importantes lugares, provocando pánico en la población y un duro golpe para Inglaterra. Más de un millón de viviendas estaban devastadas y los muertos en la capital inglesa eran más 45.000. Las ciudades de Coventry, Liverpool, Plymouth, Bristol y Southampton también fueron fuertemente bombardeadas.

 

Pese a la intensa batalla entre alemanes e ingleses, y el bombardeo en Londres, Hitler se da cuenta que no han podido superar a los británicos. Ninguna de las dos naciones parecía ganar y las bajas eran cada vez mayores y más frecuentes. Entonces, el 16 de mayo de 1941, Hitler ordena detener el ataque. Sin embargo, ambos países se mantendrán por toda la guerra como los principales enemigos.

 

Batallas en Grecia y Yugoslavia

Alemania e Italia v/s Yugoslavia y Grecia

 

El 06 de abril de 1941, Alemania invade las naciones de Grecia y Yugoslavia, ubicada en los Balcanes. Ahí, los alemanes ayudaron a Italia quien se había visito interesada en esta zona, sobre todo en Grecia. La invasión no tardó en hacer desistir a Yugoslavia, pues su ejército era mucho más débil e inferior que el de Hitler.

 

Pero una lucha mucho más extensa se dio en Grecia. La Batalla de Grecia se había iniciado en 1940, cuando el ejército italiano de Mussolini intentó dominar la zona. Sin embargo, los griegos lograron hacer retroceder a Italia, haciendo que se devolviera a Albania, que en ese tiempo era dominada por los italianos. Pero meses después, en abril de 1941, Alemania entra en ayuda del ejército italiano y juntos atacan Grecia. Entran desde Bulgaria y comienzan una gran lucha en territorio griego. Por su parte, el Reino Unido mandó a sus tropas a defender Grecia, pero esto no paró a las potencias del Eje y para mayo, Grecia se encontraba dominada por las fuerzas alemanas e italianas.

 

Operación Barbarroja

Alemania v/s Unión Soviética

 

El 22 de junio de 1941, Hitler con su ejército de la Alemania nazi, invaden la hasta entonces neutral Unión Soviética. Esta invasión fue una sorpresa mundial, ya que rompía con el Pacto de no-agresión entre alemanes y soviéticos, y traicionaba a Stalin.

 

La Operación Barbarroja, como llamó Hitler a esta invasión, fue un duro golpe para los soviéticos, quienes no esperaban un ataque así. El avance alemán fue rápido en las primeras semanas y con sus grandes tácticas de ataques, los nazis dominaban día a día más territorio. En un mes, los alemanes habían logrado someter a los países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) y también Bielorrusia, además de enviar tanques a Leningrado y Ucrania para someterlas. Para septiembre, ya habían logrado cruzar el río Dniéper y capturado Kiev y Viazma, teniendo un avance aun más exitoso. Sin embargo, a medida que las tropas hitlerianas se adentraban en territorio soviético, los contra ataques del ejército rojo de Stalin eran cada vez mayores.

 

Las primeras lluvias otoñales, retrasaron un poco el avance alemán, haciendo que los soviéticos se prepararan de mejor manera. Los alemanes seguían avanzando, y ciudad por ciudad, tomaban parte de la URSS, pero los soviéticos, lejos de desistir, revocaban varias operaciones militares de Alemania. Para octubre, los alemanes habían llegado a Leningrado, haciendo un bloqueo de la ciudad con el fin de dominarla.

 

Cuando las tropas de Hitler se aproximaban a Moscú, los soviéticos se preparaban e intentarían defender la ciudad.

 

Batalla de Moscú

Alemania v/s Unión Soviética

Entre octubre de 1941 y enero de 1942, Alemania y la Unión Soviética batallaron fuertemente por la dominación de Moscú. Hitler quería que la capital soviética cayera para tener el completo dominio de la nación, pero la defensa del Ejército Rojo era muy fuerte.

 

Pese a los ataques alemanes, los soviéticos no dejaban entrar a los soldados hitlerianos y realizaban diferentes tácticas de defensa en contra de ellos. Además, la llegada del invierno fue muy dura y dejo un mal escenario para la guerra. Los soldados alemanes fueron desistiendo paulatinamente y para enero de 1942, el frente en Moscú se había paralizado y los soviéticos lograron liberar varias localidades de los alrededores.

 

Batalla del Atlántico

Reino Unido y Estados Unidos v/s Alemania

 

Desde comienzos de la Segunda Guerra Mundial, Alemania intentó destruir la flota marítima del Reino Unido y temía de la gran ayuda que Estados Unidos le entregaba a los británicos en la guerra a través del Océano Atlántico. Fue así como Hitler inició una campaña militar en el atlántico, donde pretendía hundir todos los navíos aliados.

 

Entre 1940 y 1942, los alemanes habían hundido con exito miles de naves inglesas y americanas con gran armamento de guerra. Los llamados U-boot (submarinos) de Alemania, fueron la herramienta más usada por los nazis para acabar con los acorazados y barcos de sus enemigos. Además del simple hundimiento de navíos, la Batalla del Atlántico estuvo marcada por distintas contiendas a lo largo de su territorio.

 

Con la entrada de Estados Unidos a la guerra, los alemanes se fueron también a atacar a aquel país. En la costa este de los americanos, Alemania hundía sus navíos y los barcos de guerra. Pero a partir de 1943, los británicos y estadounidenses comenzaron a ganarle a Alemania en el Atlántico, hundiendo sus barcos y atacando su flota. El peligro de los U-boot fue superado por la rápida construcción de barcos aliados que los detruian.

 

Batalla de Stalingrado

Alemania v/s Unión Soviética

 

Una de las batallas más decisivas de la guerra fue sin duda la Batalla de Stalingrado. Los alemanes, que aun no cesaban sus cruentas campañas militares en la Unión Soviética, intentaban dominar la ciudad de Stalingrado, pero el fortalecimiento de los soldados soviéticos fue mayor de lo esperado.

 

Entre agosto de 1942 y febrero de 1943, ambas naciones iniciaron una lucha en la ciudad que se convertiría en la más sangrienta de la historia de la humanidad. La batalla en Stalingrado cobró más de 4 millones de víctimas y dejó en ruinas a la ciudad. La Luftwaffe, la fuerza aérea de Alemania, bombardeada diariamente a la ciudad para hacer desistir a los soviéticos. Pero el Ejército Rojo de Stalin seguía su lucha e iba ganando cada vez mayor terreno en la contienda. Los soldados alemanes no podían contra el gran contra ataque de las fuerzas soviéticas y su pelea era prácticamente una lucha sin salida. Para fines de enero de 1943, las tropas alemanas fueron rodeadas y muchos soldados fueron capturados.

 

Los alemanes se rindieron en Stalingrado el 02 de febrero, siendo la primera gran derrota de Alemania y marcando el inicio de la perdición del ejército de Hitler.

 

Batalla de Italia

Reino Unido y Estados Unidos v/s Italia y Alemania

 

El 10 de julio de 1943, las tropas aliadas, en especial británicas y americanas invaden Italia, que era una de las principales potencias del Eje. La invasión inició en la isla de Sicilia, que los aliados ocuparon por más de un mes. Debido a la invasión, Mussolini es arrestado por el mismo rey de Italia. Luego, los aliados entran a la península itálica a través del estrecho de Messina, avanzando hacia el norte sin mucha resistencia. El nuevo gobierno italiano, comandado por Badoglio, firma la rendición el 03 de septiembre e intenta ocultarle esto a Alemania, para que Hitler no sospechara de la traición de su aliado.

 

El 09 de septiembre, otro desembarco aliado ocurre en Salermo y se imponen en el territorio. Sin embargo, Hitler se entera de la ocupación en Italia y ordena invadir dicho país, estableciéndose en el norte la República Social Italiana, dominada por Mussolini y en el sur Italia como tal, que tiene dominio aliado. Los aliados y los alemanes comenzaron a luchar en Italia por el dominio de esta. Alemania logra hacer una línea de defensa conocida como Línea Gustav con la cual piensa impedir la entrada de los aliados al norte de Italia. Se libraran una serie de cruenta batallas conocidas como Batalla de Montecassino, en la que finalmente los aliados entran a Roma, liberan a Italia del fascismo y ejecutan a Mussolini.

 

Batalla de Normandía y Liberación de Francia

Reino Unido y Estados Unidos v/s Alemania

 

El 06 de junio de 1944, día conocido históricamente como el día D o Desembarco en Normandía, tropas aliadas cruzan el Canal de la Mancha desde Inglaterra y desembarcan en las costas de la playa Normandía en Francia, lugar que en ese entonces estaba bajo dominio alemán. Los aliados, que sumaban tropas de Inglaterra, Estados Unidos, y Canadá, querían liberar la Francia ocupada para luego seguir su conquista hasta Alemania.

 

El avance de los aliados fue muy rápido, y pese a la fuerte resistencia alemana, el ejército de Hitler iba perdiendo terreno en la batalla y caía ante las ofensivas aliadas. En el inicio, las tropas de Churchil y Roosevelt lograron dominar Saint-Lô y Caen, para luego seguir por el sur expulsando a los alemanes. Ante esto, Hitler ordenó varios contra ataques e invasiones, pero estos fueron rápidamente revocados por las tropas británicas y americanas. Luego, en Falaise, tropas nazis fueron rodeadas y derrotadas.

 

Luego de que muchas tropas de Alemania se retiraran, los aliados llegaron a Paris y la liberaron en dos días. Haciendo que el dominio nazi en Francia terminara. Después de esto, las tropas aliadas siguieron por el oriente para llegar a Alemania.

 

Batalla de las Ardenas

Alemania v/s Reino Unido y Estados Unidos

 

Después de haber perdido mucho terreno en la Liberación de Francia, Alemania planeó una ofensiva. La Batalla de las Ardenas, como se conoce, fue un ataque alemán en Bélgica, Luxemburgo y parte de Francia que pretendía hacer retroceder a los aliados, quienes estaban avanzando por dichos territorios.

 

La batalla se vivió entre diciembre de 1944 y enero de 1945, en la localidad de las Ardenas, la cual comparte territorios belgas, luxemburgueses y franceses. Durante los primeros días, los alemanes comenzaron favorablemente, pero finalmente las tropas aliadas de América e Inglaterra lograron ganarles y dominar aun más territorio. Luxemburgo y Bélgica fueron liberados de las manos nazis.

 

Batalla de Berlín

Unión Soviética v/s Alemania

 

Una de las últimas y más decisivas contiendas de la Segunda Guerra Mundial fue sin duda la Batalla de Berlín.

 

Esta batalla inició el 16 de abril de 1945, cuando las tropas de la Unión Soviética entran en Berlín y comienzan a avanzar y destruir la ciudad. La Alemania nazi se encontraba en uno de sus peores momentos, producto de los horripilantes bombardeos que había sufrido por parte de Estados Unidos e Inglaterra, así que una lucha más los haría colapsar. Hitler ordenó que sus tropas defendieran con todo a la ciudad, pero los ataques soviéticos eran demasiados y su avance en Berlín era muy rápido. El ejército rojo de Stalin luchaba casa por casa y cada vez tenía más terreno. Además, la artillería pesada de los soviéticos sumado a los ataques de los mismos, hacían que Berlín se deteriora y quedara en ruinas. Los edificios y lugares públicos eran destruidos y la mayoría de la ciudad quedó devastada.

 

Finalmente, los soviéticos lograron entrar en el Reichstag, provocando el pánico en los alemanes. Además, el 30 de abril, Hitler se suicida y deja al Tercer Reich sin un líder. Esto provoca que el 07 de mayo de 1945, Alemania se rinda ante los soviéticos y posteriormente, sea ocupada por las fuerzas aliadas de Estados Unidos, Inglaterra, Francia y la ya adentrada Unión Soviética.

 

Guerra en Asia y el Pacífico

 

Segunda guerra sino-japonesa

Japón v/s China

 

El imperio de Japón había reiniciado su expansión por China. Los japoneses se habían anexionado la localidad de Manchuria en China, creando el estado de Manchukuo, de completo control japonés. El 17 de julio de 1937, el imperio de Japón inició una campaña de expansión en China desde Manchukuo, lo que no fue aceptado por los chinos iniciando una cruenta batalla entre ambos países.

 

Japón avanzó rápidamente sobre China, logrando dominar el norte del país en poco tiempo, pero la resistencia del ejército chino se mostró en la Batalla de Shangai, donde detuvieron a los nipones. Sin embargo, Shangai cayó ante los japoneses meses después, al igual que Nankín, localidad que fue víctima de una serie de atrocidades por parte del ejercito de Japón. La guerra se prolongó por mucho tiempo, y ambos bandos tenían bajas sorprendentes. La crueldad de la batalla era mucha y se había extendido por casi toda China.

 

Sin embargo, la entrada de Estados Unidos a la guerra fue muy beneficiosa para las fuerzas chinas, ya que los americanos atacaban a los japoneses en la pacífico y debilitaban enormemente al ejército nipón. El poderío japonés en territorio chino fue disminuido con los años y finalmente, con la rendición de Japón en 1945, China queda libre de las fuerzas niponas y Manchuria vuelve a su territorio.

 

Cabe destacar que aunque la victoria fue para China, este país fue uno de los más dañados en la guerra , teniendo un saldo de 11.000.000 de víctimas, de las cuales 10.000.000 eran civiles. Además, los daños a las ciudades fue mucho.

 

Ataque a Pearl Harbor

Japón v/s Estados Unidos

 

Este hecho no fue una batalla como tal, pero será incluido de todas formas.

 

El 07 de diciembre de 1941, el imperio de Japón atacó la base estadounidense ubicada en Pearl Harbor, Hawai, con el fin de destruir su flota aérea y marítima. Los japoneses querían debilitar a los Estados Unidos militarmente, para poder ser la única potencia del Pacífico, además querían invadir sin mayor resistencia territorios británicos, holandeses y americanos ubicados en dicho océano.

 

El ataque fue un bombardeo efectuado por más de 350 aviones japoneses, destruyendo importantes embarcaciones, construcciones y lugares de gran importancia, pero no cumplió el objetivo de aniquilar la flota de Estados Unidos. El atentado mató a cerca de 3.000 personas, siendo un duro golpe para los americanos.

 

El 08 de diciembre, Estados Unidos declaró la guerra a Japón, entrando directamente en la Segunda Guerra Mundial a favor del bando de los Aliados (Reino Unido, Francia, Unión Soviética). Tres días después, los aliados de Japón, Alemania e Italia, declararon la guerra a los Estados Unidos, configurando los bandos definitivos hasta el final de la guerra.

 

Guerra del Pacífico

Japón v/s Estados Unidos y China

 

En 1937, Japón inició una expansión por el pacífico, similar a la de Alemania e Italia, pero en Asia. El imperio japonés no solo se vio interesado en ese sector de Asia, ya que a medida que avanzaban los meses, el ejército nipón fue invadiendo islas del sud-este asiático para anexarlas a su territorio. La Armada Imperial Japonesa era muy poderosa y logró dominar muchos territorios asiáticos como Filipinas, Malasia, Birmania, Hong Kong, entre otros más. Además, conquistó una por una muchas islas del Océano Pacífico, librando una cruenta batalla en dichos lugares.

 

En su expansión, Japón también invadió territorios y colonias de Francia, Reino Unido, y Estados Unidos, debiendo enfrentarse con las tropas de dichos países por la conquista de cada lugar. Sin embargo, con la entrada de Estados Unidos a la guerra en 1941 y el fortalecimiento de los británicos y chinos, los japoneses fueron perdiendo terreno en la contienda. Desde finales de 1942, Japón comenzó a retroceder paulatinamente a merced de una serie de ofensivas de los Aliados. Para 1945, el imperio japonés fue sometida a una serie de bombardeos y ataques que destruyeron sus ciudades y debilitaron al país. Para agosto, los bombardeos atómicos llevaron a la incondicional rendición de Japón y la posterior ocupación del país hasta 1952.

 

Batallas de Hong Kong, Malasia y Singapur

Japón v/s Reino Unido

 

Luego del ataque a Pearl Harbor, los japoneses invadieron la colonia británica de Hong Kong, lo que hizo que el Reino Unido se alarmara y mandara tropas a combatir a la zona. Japón ansiaba dominar Hong Kong, pero los ingleses luchaban por impedirlo. Al pasar las semanas, los japoneses, que superaban en número a los europeos, comenzaron a aplastar a las tropas del Reino Unido, viviéndose una cruenta batalla con muchos muertos. La superioridad nipona era indiscutible y para el 25 de diciembre de 1941, Japón había logrado dominar el territorio y expulsado a los británicos.

 

Luego de haber dominado Hong Kong, los japoneses, muy confiados de su fuerza, invadieron otras colonia británica: Malasia y Singapur, ya que éstas eran una fortaleza militar del Reino Unido. Y luego de una batalla que duró dos semanas, Japón consiguió conquistar los territorios y derrotar a los ingleses.

 

Para marzo de 1942, los japoneses habían logrado dominar gran parte de Tailandia y expulsado a los colonizadores de los respectivos países.

 

Batalla del Mar del Coral

Japón v/s Estados Unidos

 

Entre el 07 y el 08 de mayo de 1942 tuvo lugar una importante contienda marítima en el Mar del Coral. Estados Unidos y Japón se enfrentaron con poderosos portaaviones y naves de guerra. Además, fue una lucha clave en la batalla de Pacífico, pues significó el primer fracaso de una ofensiva japonesa y destruyó importante armamento nipón, lo que permitió el posterior y decisivo fracaso japonés en la batalla de Midway.

 

Batalla de Midway

Japón v/s Estados Unidos

 

El 04 de junio de 1942, Japón continuó su expansión por el Pacífico invadiendo las Islas Midway, donde los Estados Unidos tenían una base naval. Este hecho provocó que los americanos se involucraran y batallaran fuertemente contra los japoneses, dando inicio a una de las contiendas más importantes de la Guerra del Pacífico.

 

Tres días después del inicio de los ataques, Estados Unidos logró detener el avance japonés, destruyendo cuatro portaaviones, un crucero pesado y más de 240 portaaviones, lo que le significó a Japón un retroceso significativo en su milicia. Además, los americanos derrotaron al ejército nipón y detuvieron el avance expansionista que tenía el imperio de Hirohito por el Pacífico. La perdida japonés en la contienda fue tan decisiva, que desde la batalla de Midway en adelante, los japoneses fueron perdiendo paulatinamente los territorios que habían dominado.

 

Batalla de Guadalcanal

Estados Unidos y Australia v/s Japón

 

El 07 de agosto de 1942, tropas aliadas de Estados Unidos, con ayuda de australianos, desembarcaron en las Islas Salomón, específicamente en la isla de Guadalcanal, para impedir la construcción de una base japonesa en el territorio y para tener dominio del lugar. Japón, que se encontraba haciendo campañas militares en Papúa Nueva Guinea, se sorprendió por la invasión de sus enemigos e inmediatamente enviaron tropas a la isla para combatir. Por los siguientes seis meses se vivió una de las más grandes batallas de la Guerra del Pacífico.

 

En sus inicios, la batalla en Guadalcanal estuvo muy parcial para ambos bandos, viviéndose tanto en el ámbito terrestre, marítimo y aéreo. Además, en los primeros meses, los ataques eran muy fuertes y tanto Estados Unidos como Japón sufrían grandes bajas.

 

Finalmente, los japoneses fallaron en una ofensiva y desde entonces fueron abandonando los esfuerzos para retomar la isla y el 03 de febrero de 1943, las tropas de Japón se rinden oficialmente en la batalla.

 

Batalla de Buna-Gona

Australia y Estados Unidos v/s Japón

 

Luego de que Japón dominara a Nueva Guinea, fuerzas de Australia y Estados Unidos llegaron el 16 de noviembre de 1942 a las playas de Buna y Gona ocupadas por Japón. En la isla lucharon fuertemente, al igual que todas las contiendas similares.

 

En un principio, las condiciones terrestres y climáticas de la zona perjudicaron a los Aliados y lograron hacer que Japón resistiera los ataques exitosamente. Pero al pasar las semanas los australianos y americanos lograron avanzar y a ganar territorio; rodearon a la mayoría de los nipones y los aplastaron rápidamente. A fines de diciembre las tropas aliadas dominaron varias localidades y para el 22 de enero de 1943, habían expulsado a los japoneses definitivamente de Nueva Guinea.

 

Batalla de Changde

Japón v/s China

 

El 02 de noviembre de 1943, Japón invadió y atacó la ciudad de Changde, que se encontraba ya más al centro de China y no tan al este, en donde se habían registrado los principales combates. Los chinos contra atacaron y lucharon fuertemente contra los japoneses por el dominio de la ciudad.

 

Por los inicios de diciembre, China había tenido una resistencia notable que no dejaba avanzar a los japoneses. Esto hizo que más tropas de Japón llegaran a la ciudad para batallar, pero la resistencia y el contra ataque de los chinos fueron más fuertes y el 20 de diciembre los japoneses se retiraron, otorgándole la victoria al país local.

 

Pese a la victoria de China, la ciudad de Changde quedó devastada y los muertos fueron más de 50.000.

 

Batallas de Saipán

Estados Unidos v/s Japón

 

El 15 de junio de 1944, Estados Unidos invadió la isla de Saipán, que era parte de Japón desde fines de la Primera Guerra Mundial. Saipán, y en general las Islas Marianas, eran grandes puntos de la defensa japonesa, por lo tanto, un blanco importante para los aliados.

 

La invasión tomó por sorpresa Japón, ya que este pensaba que los estadounidenses atacarían primero a las Islas Carolinas. El mismo día, tropas nipones llegaron a Saipán y empezaron una lucha contra los americanos. En las semanas siguientes, como era de esperarse, Estados Unidos aplastó a los japoneses y el 9 de julio los venció completamente.

 

Batalla del Golfo de Leyte

Japón v/s Estados Unidos

 

Japón había invadido Filipinas en 1941 y tenía completo dominio del lugar. Pero el 23 de octubre de 1944, Estados Unidos desembarcó en territorio filipino y sus tropas comenzaron a luchar contra las fuerzas niponas para expulsarlas. La contienda, que se vivió principalmente en el Golfo de Leyte, constó de grandes luchas navales y terrestres, que conllevaban también a grandes bajas para ambos bandos. Además, como los japoneses estaba perdiendo demasiado terreno, estrenaron sus aviones suicidas kamikaze en un intento desesperado por ganar. Pero tres días después del inicio de la contienda, los estadounidenses aplastaron a los japoneses y los expulsaron de Filipinas.

 

Tras la conquista de las Filipinas, las fuerzas estadounidenses aislaron a los japoneses que aún estaban en la mayor parte de Indonesia.

 

Batalla de Manila

Japón v/s Estados Unidos

 

Luego de la liberación de las Filipinas, los japoneses aun se mantenían en un territorio: Manila. Razón por la cual Estados Unidos, ayudado por los mismos filipinos, invadió la localidad e inició una nueva contienda que se convertiría en la batalla urbana más grande de la Guerra del Pacífico. La Batalla de Manila, inició el 03 de febrero de 1945. En un inicio, la batalla estuvo parcial, pero la superioridad estadounidenses era innegable. La contienda se vivió más intensa cuando Japón bombardeó la ciudad, matando a más de 100.000 civiles y enfureciendo a los Estados Unidos, que endureció su ataque contra el ejército nipón. Los japoneses fueron desistiendo paulatinamente y pese a los fuertes ataques, el 03 de marzo, justo un mes después, se rindieron y Estados Unidos liberó completamente a Filipinas del control japonés.

 

Pese a la victoria estadounidense, que era en favor de los filipinos, la ciudad de Manila quedó devastada y casi completamente destruida. Además, fue un cruel escenario de muertes y un baño de sangre. Esto la convirtió en la peor batalla de la Guerra del Pacífico.

 

Batalla de Iwo Jima

Japón v/s Estados Unidos

 

Luego de haber liberado a gran parte de las conquistas japonesas en el Pacífico y de haber establecido bases militares en las mismas, Estados Unidos se preparó para entrar en tierra japonesa. Si bien no directamente en la isla de Japón, sí en territorios pertenecientes a la nación.

 

El 19 de febrero de 1945, los aliados invaden la isla de Iwo Jima, que era de gran importancia para los japoneses. La batalla estuvo marcada por una extrema resistencia por parte de Japón, haciendo que los estadounidenses se vieran en una crítica situación y en una batallla mucho más dura. Pero la Armada Imperial Japonesa había perdido su capacidad ofensiva tras la batalla en el Golfo de Leyte, así que solo podían construir fortificaciones y métodos de defensa, lo que retrasó en parte a las fuerzas americanas. Sin embargo, al final de la contienda, Estados Unidos logró avanzar por toda la isla y rodear a los japoneses, quienes se rindieron el 26 de marzo.

 

Batalla de Okinawa

Japón v/s Estados Unidos

 

La última gran batalla vivida en la Guerra del Pacífico, antes de los despiadados bombardeos atómicos, fue la Batalla de Okinawa, ocurrida en la isla de Okinawa de pertenencia japonesa y ubicada a tan solo 340 km del Imperio de Japón. La contienda fue también el segundo mayor desembarco militar de la historia (siendo superado sólo por el Desembaro en Normandía, 1944) y pretendía que los estadounidenses dominaran la isla para convertirla en una base militar desde la cual atacarían Japón. Los japoneses, en tanto, se encontraban en una posición crítica, pues habían sufrido bombardeos devastadores en más de 30 ciudades.

 

La batalla inició el 01 de abril de 1945, cuando buques, aviones, tanques y soldados de los Estados Unidos llegaron a la isla e iniciaron un rápido avance a lo largo del lugar. Los japoneses, que se encontraban muy débiles por las cruentas batallas anteriores, intentaron luchar con todo contra los americanos, enfrentándose en una de las contiendas más sangrientas de la guerra, con armamento altamente destructivo, ataques devastadores y bajas tanto militares como civiles. Por esta razón fue también conocida como Tifón de Acero. Como era de esperarse, todo resultó en un desastre más para el ejército japonés y finalmente, el 21 de junio de 1945, Estados Unidos tomó el completo control de Okinawa.

 

Fin de la guerra después de Okinawa

 

Desde el fin de los combates en Okinawa, Estados Unidos planeaba invadir Japón inmediatamente, pero a fin de no perder más hombres y aumentar las bajas para su ejército, los americanos decidieron hacer uso de bombas atómicas, lanzando dos: una en Hiroshima y otra en Nagasaki. Ambas ciudades quedaron destruidas, con una devastación enorme y con la mayoría de sus habitantes muertos. Esto provocó que Japón se rindiera y fuera ocupada por los Estados Unidos hasta 1952.

Anuncios